miércoles, 11 de noviembre de 2009

¡Toma Triplete!

El Barça de Pep Guardiola completó durante la temporada 2008/09 la mayor gesta deportiva llevada a cabo por un equipo español en toda la historia. Se convirtió en el quinto equipo europeo, tras Celtic de Glasgow (1967), Ajax de Amsterdam (1974), PSV Eindhoven (1988) y Manchester United (1999) en ganar en una misma temporada los tres grandes títulos; la Champions League (antigua Copa de Europa), la Liga y la Copa del Rey. Un éxito posiblemente irrepetible y que convirtió al equipo culé por méritos propios en el top del Olimpo de los grandes.

Esos éxitos llegaron por la suma de varios factores. En primer lugar, llegó un nuevo entrenador con ideas modernas y con un gran conocimiento del club en el que iba a trabajar y su entorno. En segundo lugar, la plantilla de que disponía el Barça estaba integrada en una gran parte por jugadores formados en las categorías inferiores (Puyol, Valdés, Xavi, Iniesta, Messi, Piqué...), es decir, futbolistas que conocen los gustos de la grada, que sienten los colores y que tienen un compromiso innato con la camiseta que visten. En tercer lugar, a estos jugadores canteranos se sumaron una serie de grandes jugadores (Eto'o, Henry, Alves) que, además de una indudable calidad futbolística, habían desembarcado en el Barça para hacer historia y completar su palmarés. En cuarto lugar, la plantilla se completó con una serie de grandes jugadores, en ninguno de los casos el más reconocido mundialmente en su puesto (Abidal, Márquez, Touré), que aportan el equilibrio necesario. En quinto lugar, una serie de suplentes que asumían a la perfección su papel en el equipo, no creaban problemas y cada vez que tenían que jugar sumaban (Sylvinho, Pinto, Gudjohnsen). En sexto lugar, un presidente que, pese a su habital facilidad para hablar más de la cuenta, es paciente con sus entrenadores, dejándoles tiempo para llevar a cabo su proyecto. Y en séptimo, el convencimiento de que cada partido es importante.

Todas estas condiciones, unidas a las necesaria fortuna en los momentos delicados, la ausencia de lesiones prolongadas y a la ambición de un gran grupo de jugadores llevaron a un éxito sin precedentes, con, además, récord de puntuación en Liga y una cifra de goles por encima de la centena en el campeonato doméstico. Todos estos detalles son necesarios para ganar un triplete, aunque pueden darse todos ellos y que un ligero matiz te impida alcanzar la gloria definitiva.

Por ejemplo, si el disparo de Iniesta da en el larguero. Si el árbitro noruego pita alguno de los penaltis que pudo pitar en Stamford Bridge. Si Pinto no detiene el penalti de Martí en las semifinales de la Copa. O si el día del 2-6 te sale un mal partido y el rival se sitúa a un solo punto.

A pesar de tanta complicación y de lo impredecible del fútbol, el Real Madrid, sus aficionados y su entorno, con la llegada de Florentino Pérez, se propuso como reto la consecución de un triplete. Pensaban que fichando a Pellegrini, Albiol, Xabi Alonso, Kaká, Cristiano Ronaldo y Benzemá por una cifra cercana a los 260 millones de euros lograrían igualar porque superar es imposible) los éxitos del Barça de Guardiola. Y ayer se dieron cuenta de que esto no es así. Porque ambición, entrega, paciencia o prepotencia al margen, aunque Pellegrini, Albiol, Xabi Alonso, Kaká, Cristiano Ronaldo y Benzemá fueran mejores (que no lo son) que Guardiola, Piqué, Xavi, Iniesta, Messi y Eto'o; ninguno de ellos sabe qué es el Real Madrid. Los del Barça, salvo Eto'o, sí.

Un consejo, amigos merengues; los tripletes no se ganan en los despachos, en una redacción de un periódico o en el mes de agosto con voluptuosas presentaciones. Se ganan con un proyecto y a lo largo de diez duros meses.

Si algún día lográis un triplete os daréis cuenta de que todo lo que os digan desde fuera os resbalará, que ninguna presentación os hará olvidar, como pretendíais hacernos creer, lo que acabas de vivir, porque habéis visto historia y nada es comparable. Hasta entonces, seguid soñando despiertos; el triplete no se consigue cada año. De hecho, se logra aproximadamente uno en cada década... y no solo cuando se poseen todas las mimbres.

2 comentarios:

  1. PLAS, PLAS, PLAS, CHAPEU. Apoyo 100% tu post

    Saludos.

    http://gabriela89miranda.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. hi...nice blog...really...why don't we exchange links? visit mine and let me know if you are interested in it
    Riccardo
    Sport City-Calcio
    http://sportcity-ricio.blogspot.com

    ResponderEliminar